You've successfully subscribed to Incisos
Great! Next, complete checkout for full access to Incisos
Welcome back! You've successfully signed in
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.

Daniel Pereira: Habla con los pies

Texto de Hans Graf, @lavinotinto

Veloz, ágil, contundente, calculador en el medio campo e incisivo desde el borde del area, Daniel Pereira ha sabido ganarse su espacio en el “soccer” colegial norteamericano y apunta alto. El Venezolano, llegado a Virginia Tech, en Blacksburg, Virginia, tras estudiar en la Elementary School of Ronaoke, no solo dejó impresionados a sus entrenadores y compañeros cuando recibió la primera oportunidad de defender a los Hokies, sino que logró que la MLS le pusiese la etiqueta de “jugador valioso y con futuro". Detectar talento es algo que los scouts de liga estadounidense saben hacer. Este 21 de enero su nombre estará en el SuperDraft de la MLS. Ahi, alguien le pondrá el ojo y comenzará otra historia.

El venezolano fue anunciado como el primer miembro de la Generación Adidas, un programa que le abre la puerta a los jugadores juveniles para que formen parte de un club en la MLS. Su futuro no está garantizado aún, pero el entusiasmo y el espíritu de este joven lucen como aval suficiente para presumir que dará mucho de qué hablar en la liga.

Sus dos temporadas con los Hokies, que lucen en sus colores el vinotinto que él lleva en su corazón, lo dejan como una de las mejores piezas del equipo. Segundo mejor mediocampistas en el InStat index con 238 puntos, el inicio de su carrera luce brillante. Entre sus compañeros, a quienes él define como “sus hermanos”, tiene ganado un puesto. Sus entrenadores conocen de su capacidad y saben que pueden contar con él. ¿Podrá ganarse un sitial en la MLS?

El 21 de enero las miradas de la estrategas de la MLS estarán puesta en el joven venezolano. Una liga que apunta al fortalecimiento de su base con la inclusión de futuras promesas será su primer paso como profesional. Daniel Pereira es una de esas promesas y su fe, su entrega y el profundo amor que siente por su familia serán el combustible para que pueda, en el pasto de los estadios de la MLS, mostrar el talento que lo puede llevar a tocar las estrellas.