You've successfully subscribed to Incisos
Great! Next, complete checkout for full access to Incisos
Welcome back! You've successfully signed in
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.

Domingo Pagliuca: Un trombón para el Grammy


Domingo Pagliuca ganó el Grammy Latino 2020 en la categoría de Música Clásica por el disco Eternal Gratitude, que en adelante le presenta como solista en la ejecución del trombón y sirve como excusa para este Inciso. Este intérprete acumula más de tres décadas de trabajo continuo y sostenido, tanto en la academia como en la ejecución al acompañar a luminarias de la música de la talla de Juan Luis Guerra, Gilberto Santarosa, Ricky Martin, Mark Anthony, Oscar D´León y una lista casi interminable.

Hijo del maestro Angelo Pagliuca y Ana María Bedetti, y hermano de otro ganador del Grammy -Rodolfo Pagliuca, por la producción del disco de la Vida Boheme-, Domingo se inició desde niño, primero con el violín, luego con la trompeta y finalmente con el trombón, “instrumento que siempre quiso, porque ese era el que tocaba su papá”, cuenta Ana María, su madre.

En este primer Inciso con Domingo Pagliuca conversamos acerca de su ingreso y participación en el quinteto de metales Boston Brass y su nominación al Grammy Latino 2020.

“Cuando tenía como seis o siete años, le regalamos un trombón de juguete en la Navidad. Por alguna razón no muy clara un carro le pasó por encima y lo destrozó. El lamento de ese niño duró hasta bien entrado enero, cuando pudimos conseguirle otro”, relata Ana María a modo de anécdota.

Ella recuerda “como si fuera ayer” un campamento organizado por José Antonio Abreu. “Reunieron a niños de todo el país en Los Caracas. Hubo diversión y música. Ese campamento terminó en el Aula Magna de la UCV -No existía el teatro Teresa Carreño- con un concierto espectacular que cerró con la novena sinfonía de Bethoven. Todos los padres que estábamos ahí lloramos, y yo particularmente supe que mi hijo sería músico toda la vida. Y eso que en ese momento solo tocaba el violín”.

En este segundo Inciso con Domingo Pagliuca, el trombonista nos hizo un recorrido por su carrera, desde raíces musicales hasta su colaboración con grandes estrellas.

Domingo formó parte de la primera orquesta infantil del maestro Abreu, y -como es lógico suponer- con el paso de los años y de sus estudios de música tanto en la Universidad de Indiana, como de Miami, donde se graduó con honores, se convirtió en docente del Sistema.

Su pasión por la música lo ha llevado de gira por todo el mundo. “Hubo una muy especial para mi, en la que tocamos en Milán y luego en Grecia” recuerda el maestro Angelo.

“No hay manera de explicarte lo que significa para mí todo esto. Yo debo ser el único padre de Venezuela con dos hijos ganadores de un Grammy. Yo toda la vida he estado ligado a la música, y ahora mis hijos me traen esto. Imagínate”, señala.

En este tercer Inciso, Domingo Pagliuca nos habla de una de sus mayores influencias, su padre, el maestro Angelo Pagliuca, y de cómo se visualiza luego de obtener tan merecido reconocimiento.

El tercero los hijos Pagliuca Bedetti, Ricardo, prefirió el deporte y los negocios.

Hay que detenerse en el arraigo venezolano del maestro Angelo Pagliuca. Nació en Italia, le dedicó la vida a la música en Venezuela y ahora vive en Miami, como sus hijos Rodolfo y Domingo.

“Te lo voy a decir así: Cuando yo llegué de Italia ya era músico y unas de las primeras cosas que oí fue Concierto en la llanura, de Juan Vicente Torrealba. Ahí me enamoré de Venezuela y su música. Lo demás fue estudiar con los maestros Vicente Emilio Sojo y Primo Casale para luego hacer historia”.

Con tal escuela, es apenas lógico que Domingo Pagliuca celebre por estos días su primer Grammy. Hoy ya no imita todas las posiciones de ejecuciuón que hacía su padre. Hoy, su estilo, llevó un trombón para el Grammy.