You've successfully subscribed to Incisos
Great! Next, complete checkout for full access to Incisos
Welcome back! You've successfully signed in
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.

Mari Montes: Por encima del promedio

Es un gran honor para mi tener la oportunidad de escribir esta semblanza sobre alguien que no solo ha sido mi gran modelo a seguir, sino a quien también tengo la bendición de llamarla de la mejor manera posible: Mamá.

En el béisbol tienen mucho valor aquellos peloteros que pueden jugar en distintas posiciones. Los llaman ‘Utility’ y siempre son necesarios para todo manager. Mari Montes ha sido sin duda, desde el inicio de su carrera, una gran ‘utility’.

Escritora, periodista, locutora, presentadora de televisión. En su palmarés hay seis libros publicados, de los cuales dos están en la biblioteca del Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown. Escribió el documental sobre la vida Andrés Galarraga y también el monólogo Tania en Pelota de Tania Sarabia.

Su carrera en los medios tiene un poco más de tres décadas y todo ese tiempo ha podido desempeñarse en distintos medios y fuentes. Por un lustro se dedicó a cubrir política, con  coberturas de eventos históricos como el 27 de noviembre de 1992, cuando trabajaba para Omnivisión Multicanal.

Luego pasó al béisbol, su gran pasión desde niña y la verdadera razón por la cual estudió periodismo en la Universidad Central de Venezuela. El amor por la pelota fue inculcado por mi abuelo, el Dr. Pedro Montes Velásquez y ha sido el beisbol lo que la ha convertido en quien es hoy en día.

En 1995 estrenó su micro Por La Goma en Radio Capital AM y FM, donde tres veces al día destacaba la actualidad de las Grandes Ligas y la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Ese ha sido el nombre que le ha dado a su columna, la cual se ha mantenido por décadas, desde diarios como El Mundo, El Universal, Líder en Deportes y desde 2010 en Prodavinci.

Muchos la recuerdan como la voz de los Leones del Caracas, puesto que fue la anunciadora interna del equipo capitalino por ocho temporadas. Pero la vida de Mari Montes en el juego va mucho más allá de eso.

Algo que admiro de ella es cómo se ha mantenido tan cercana al juego por tantos años, especialmente en un ámbito donde lamentablemente sigue existiendo el machismo. Sí, es claro que le ha ganado a eso y la clave ha sido la siguiente: Ser diferente.

Esa diferencia está en la calidad de su pluma. Sus textos de Por La Goma son especiales. No lo digo porque sea su hijo, sino porque simplemente basta con ver el éxito que tienen las columnas de Prodavinci y la reacción que causa en los lectores, ya sea con la descripción de una situación de la actualidad o una de las tantas historias que tiene este deporte.

Sus crónicas ahora pueden escucharse en las plataformas de YouTube, Apple Podcasts y Spotify de El Extrabase, medio que fundé junto a Julio Muñoz en 2018.

Ha sido una gran mentora y muy valiosa en el desarrollo de ese proyecto. No es común ver a una pareja de madre e hijo haciendo coberturas en estadios de Grandes Ligas, pasando por entrenamientos primaverales, temporada regular, Juegos de Estrellas y en 2019 por primera vez en una Serie Mundial.

Es un orgullo para mi cuando la llaman “La Dama del Beisbol” pues no solo habla de sus conocimientos y aportes al juego, sino del respeto que se ha ganado a lo largo de su carrera por sus colegas y sobre todo de los peloteros, quienes son los verdaderos protagonistas.

Sí, es cierto, es un honor haber escrito esta semblanza, porque reitero: No solo es mi gran modelo a seguir, sino que junto con todo esto que conté líneas arriba, también tengo la bendición de llamarla de la mejor manera posible: Mamá.