You've successfully subscribed to Incisos
Great! Next, complete checkout for full access to Incisos
Welcome back! You've successfully signed in
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.

Medios digitales ¿Cómo llegaron hasta aquí y qué falta por hacer?

Los medios nativos digitales se han convertido en una posibilidad informativa, en medio de una actualidad política de persecución como es en el caso venezolano. A pesar que no han logrado escapar de la censura del régimen, se han ido posicionando como un contrapoder en el espectro informativo.

Desde el año 2013, los medios tradicionales vivieron una caída vertiginosa. Los problemas eléctricos en el país afectaron las transmisiones por radio. La censura impuesta por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), afectó a las televisoras.

Los altos costos del papel y las trabas para importar el material, asfixiaron a los periódicos. Desde entonces, han dejado de circular 67 periódicos y al menos 25 de ellos cerraron. Desde 2005 la Conatel ha ejecutado alrededor de 150 acciones de censura contra estaciones de radio, y suspendido la señal de 10 televisoras extranjeras. Según el balance del Instituto de Prensa y Sociedad –Ipys–, solo en 2019 al menos 99 medios de comunicación se vieron afectados por falta de electricidad.

Estas batallas se han logrado derrotar, con la aparición de los medios nativos digitales. Pero ese paso, ha dado espacio a nuevas formas de censura y control del régimen político en Venezuela. La pésima conexión a Internet, los constantes bloqueos impulsados por Cantv y la persecución a periodistas, ha sido un nuevo mecanismo de impedir que la información se sepa.

En consecuencia, los portales web han tenido que recurrir a las alianzas entre medios. Colaboraciones informativas, investigaciones con más de 3 o 4 plumas de diversas redacciones. También en la búsqueda de patrocinantes y publicidades. Sin limitarse al espectro nacional, sino apostar por alianzas con medios de otros países, que internacionalicen informaciones.

El suiche de la televisión a la web

El surgimiento de medios de comunicación 100 % nativos digitales, fue un paso certero para la aparición de espacios informativos, de debate y de empleo para una nueva generación de periodistas, que quizás ni siquiera llegaron escribir para un periódico o hacer una nota para el informativo de la televisión. Incluso los comunicadores que venían de los medios tradicionales, debieron adaptarse a estas nuevas tecnologías.

A esa transformación, se enfrentó Isnardo Bravo. Viniendo de la televisión en RCTV, le tocó luego dirigir diversas plataformas de varios medios digitales. “No fue fácil sacarse el CD de la televisión para la web. Son públicos y comportamientos distintos”, explicó. “Pasarse el suiche no es fácil, porque incluso el manejo de los contenidos es distinto, le puede interesar a algún internauta, pero no necesariamente le interesará a un televidente”.

Si bien es cierto que la televisión sigue siendo el principal medio de comunicación por el que la población venezolana se informa, –al menos antes de la salida de DirecTV, que probablemente incida en estos números–, esta ha visto reducida su audiencia. Ya no es líder como en décadas anteriores.

Sustentabilidad, métricas y calidad

Cada vez son más los periodistas y medios que su primer paso lo dan en la web. Al aumentar la variedad de contenidos, aumenta la competencia entre los portales por el click. Lo que antes se definía en la venta de periódicos en un quiosco o la hora estelar en la televisión, es ahora cuantas visitas recibe cada portal web, interacciones o qué cantidad de veces se comparte la misma publicación. Un verdadero reto, es aumentar o al menos mantener la calidad periodística, frente a la rapidez de la web y la necesidad de información inmediata.

De hecho, las métricas altas en algún portal web de noticias, es una de las características exigidas cuando alguna empresa estudia la posibilidad de invertir en publicidad. Ahí entra en juego la sustentabilidad de un medio digital. A propósito de la experiencia de los periodistas en estos portales, es que se privilegia la información inmediata, que generen más interacciones de los internautas, sobre las que posiblemente tarden más tiempo en producirse, pero tenga una alta calidad de contenido.

Asimismo, está presente el hecho que el periodismo de investigación, no es del gusto de los dueños y empresarios de medios. “No les gusta dedicarse al periodismo de investigación. Prefieren la inmediatez, no les gusta lo minucioso. Una investigación puede tardarte siete meses o un año, y no están dispuestos a asumir ese tiempo”, lamentó Bravo.

Una tarea pendiente

Los medios nativos digitales en la web aún no logran tener una incidencia real en la información. Este fenómeno responde a la penetración del régimen venezolano en la red digital y al escaso contrapeso de la televisión y la radio en la actualidad. “Si un portal web logra posicionar una información importante, automáticamente ellos logran tergiversarla. Si la gente no ve la información en la televisión o la escucha por la radio, tienden a no creerla”, explicó el periodista Isnardo Bravo.

Por último, la efectividad de los medios en la web se está haciendo cada vez más evidente. Son más las investigaciones, los datos y los reportajes que incomodan al régimen, a pesar de tener en frente una importante tarea pendiente: contrarrestar la poderosa propaganda política en la red digital.